RSS

Teman por los que matan el espíritu humano.

21 Jun

Domingo  22 de junio de 2008. 

 

Buenos días Canarias:

 

La justicia no es un asunto exclusivamente individual. No se trata de que la justicia global sea la suma de los comportamientos individualmente justos. Se tiene que ir más allá. Buscar la justicia es generar estructuras que rentabilicen los comportamientos justos de cada ser humano.

 

Cómo escapar del consumo desmedido en una sociedad que hunde sus pilares económicos precisamente en él.

 

Cómo escapar del egoísmo, de la insatisfacción, de la decepción, del desánimo y la depresión; en una sociedad que basa sus relaciones desde un hedonismo feroz, y una competitividad absoluta.

 

Cómo, si todo esto es así, no van a ir aumentando los niveles de agresividad y violencia en nuestras relaciones personales, sociales y mundiales. 

 

Sin embargo, a pesar de saber esto, a pesar de saber que no vivimos en la mejor de las sociedades posibles, seguimos empeñados en darle cancha; en buscar los parches necesarios para ir remendando sus descocidos, en vez de empezar a tejer algo nuevo.

 

Ante el drama de la inmigración, ante las oleadas de supervivientes del drama africano que llegan a nuestras playas por San Juan, sólo se nos ocurren soluciones como directivas de retorno, ampliar periodos de retención en las cárceles que hemos inventado para ellos, clasificarlos como delincuentes del hambre…

 

La actual crisis económica que nos han montado, ya anuncian que va a recaer primero también sobre ellos. Los últimos serán los primeros, los primeros en sufrirla. Es la bolsa de inmigrantes la que está aumentando la del paro, y por ende la de la exclusión social; ya está, ya tenemos el argumento para declararlos delincuentes…

 

Mientras tanto, las petroleras no renuncian a ningún céntimo de sus beneficios, los bancos aumentan los intereses para seguir cerrando sus balances anuales con superávit, los intermediarios y multinacionales aumentan los precios de la bolsa de la compra para seguir especulando, y todos los etcéteras que ustedes quieran poner…

 

El espíritu humano es otra cosa, aspira por naturaleza a la superación, a los valores que no predominando, son los que sabemos auténticos: Justicia, Paz, Fraternidad, Libertad, Dignidad…

 

Hay otro mundo posible, hay mimbres para tejerlo; pero no hay ganas de ponernos a la tarea.

 

Lo verdaderamente humano no viaja en primera, sólo llega a ráfagas, en cayucos o pateras, y muchas veces se ahoga antes de arribar a ninguna playa, en las turbias aguas del océano del egoísmo.

 

La muerte de cualquier ser humano es un drama, pero más nos debe preocupar la pandemia que va devorando poco a poco, lo más auténtico del espíritu humano.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 21, 2008 en Margullando en la realidad

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: