RSS

Hasta siempre Luis

06 Nov

 

Buenos días Canarias:

 

Querido Luis,

La última vez que hablamos por teléfono estabas triste y confundido. Tu cabeza ya no te daba para entender lo que te estaba pasando. Tú , que siempre fuiste una memoria ambulante, sufrías ahora por olvidar las fechas de cumpleaños, las matrículas, los nombres de personas, algunos acontecimientos, las frases que en otro tiempo fueron emblemáticas…

El puñado de operaciones para acabar con esos tumores cerebrales te habían mermado facultades, pero estabas ahí, claro que se te reconocía, seguías siendo tú tan grande y tan niño a la vez…

 

Déjame que recuerde hoy por ti, déjame que revise contigo el álbum de los recuerdos, para poder enterrarlos en lo profundo de mi corazón y al fin en paz.

 

Recuerdo la calidez con la que me acogiste en aquel frío seminario, recuerdo los ensayos de tus obras musicales, los estudios bíblicos (siempre me sorprendías con alguna cita, no entendía como eras capaz de retenerlo todo).

Recuerdo que siempre diste la cara por lo que considerabas justo, por eso muchas veces también te la partieron.

Te debo mis habilidades al volante, tu infinita paciencia me enseño a conducir y a conducirme, no sólo en la carretera, sino en la vida.

Aprendí de ti a amar la música, pero también a contemplar desde el silencio.

Me enseñaste a amar tu isla de La Palma, esa que tiene forma de corazón, y que desde siempre asocié al tuyo.

Recuerdo la paciencia de tu familia, cuando llenabas tu casa de gente, siempre aprendíamos una nueva lección de entrega y generosidad a tu lado.

Recuerdo lo mucho que nos hemos reído y también recuerdo el sabor de las lágrimas que más de una vez compartimos.

Recuerdo que no te gustaba el café, pero que eras capaz de tomarlo por acompañar el mío. Supe de tus dolores, tus fatigas, tus cruces, tus bajones de ánimo; pero recuerdo también lo poco que te gustaba quejarte y lo mucho que sabías consolar y acompañar el dolor de otros.

 

Luis, posiblemente seas de las personas que más han marcado mi vida, de esas que dejan huella definitiva en lo que uno es; así que sé que de algún modo sigues y seguirás en mi vida.

 

Allá donde estés, estoy convencido que estarás formando un coro, y que al fin podrás estrenar aquella cantata que compusimos juntos, yo la letra, tú la música, te acuerdas como decía: “Hoy no hay nana de la esperanza, ya la esperanza amaneció…” Seguro que la estrenas pronto, y seguro… que suena a música celestial.     

 

Hasta siempre amigo.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en noviembre 6, 2008 en Margullando en la realidad

 

Una respuesta a “Hasta siempre Luis

  1. esterlicia

    noviembre 6, 2008 at 7:35 pm

    Qué linda carta escribiste, Helio! Algo se resquebraja dentro cuando se va un amigo, pero su recuerdo siempre forma parte de nosotros. Nos ayuda a ser más y a crecer, es como los anillos de los árboles, no se ven, pero están dentro, configurando el tronco.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: