RSS

Los Talentos.

13 Nov

Buenos días Canarias:

 

Cuando me pregunto, o me preguntan, por qué creo en Dios, no me suelen salir discursos metafísicos o dogmáticos; sólo tengo algunas certezas desde lo que experimento en esta maravillosa aventura que es vivir.

 

Sobre todo creo en el ser humano y eso me lleva a creer en Dios, y porque creo en Dios creo en el ser humano. En el ser humano descubro la posibilidad de ser, y en Dios la llamada a que seamos.

 

La potencialidad de ser, los talentos que hemos recibido, nos hacen únicos en este universo que habitamos. La inteligencia y los sentimientos son sin duda lo que nos configura, y creo que a la vez nos hace sentirnos hijos de algo, herederos de un vasto patrimonio de luces, pero de sombras también. La inteligencia nos mueve hacia la ética y los sentimientos hacia la estética. La sin razón a veces nos ha llevado a la barbarie y la insensibilidad a la deshumanización.

 

José Antonio Marina lo dice más o menos así: “Nuestra medida es la desmesura, lo que ha hecho de la historia humana la crónica de la grandeza, pero también de la estupidez y la crueldad. Hemos explorado las minas de los metales y las de dinamita, hemos inventado las bombas biológicas y la penicilina, hemos creado los instrumentos de música y los de tortura, la heroína de novela y la de jeringuilla.” Yo añadiría : somos capaces de discursos vacíos pero también de hacer poesía.

 

Ya les he dicho, que creo que la crisis económica que vivimos es fruto de una crisis mayor, y creo que no es otra que la de anteponer lo que somos a lo que podemos llegar a ser; es la de abandonar la posibilidad de una ética mundial ante los cantos de sirena del hedonismo y el egoísmo atroz que nos invade, es la de abandonar lo poesía por los informes de mercado; es en definitiva la de enterrar bajo tierra los talentos que tenemos, en vez de hacerlos crecer.

 

Todos los días cuando regreso a casa, últimamente bastante abatido, termino fijándome en la grieta que entre el hormigón de la acera deja asomar un brote verde. Comenzó siendo un hierbajo, luego un tallo más firme, de hace unos días para acá se apunta un arbusto. Los perros del vecindario lo han respetado, cuando pasamos a su lado nadie lo pisa… me parece una metáfora preciosa, que cada día me anima un poco… Algo está brotando en esta selva de asfalto y hormigón, algo nuevo nace en el subsuelo de nuestras  sucias calles; a ver si lo dejamos crecer… yo sigo creyendo que es posible.

 

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 13, 2008 en Margullando en la realidad

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: