RSS

El Dios de Obama.

22 Ene

obama

Buenos días Canarias:

 

No sería pensable en la “Vieja Europa”, en la Europa que viene de la Inquisición  y de las guerras de religiones, en la Europa heredera de la ilustración; que nuestros actuales políticos invocaran a Dios en sus discursos, eso no arañaría demasiados votos, quizás todo lo contrario. Y aunque todavía se ve algún crucifijo o Biblia en una toma de posesión, esos elementos, cada vez más, son sustituidos por otros más profanos. Sin embargo seguimos siendo seres rituales, hasta litúrgicos diría yo.

 

El martes pasado, se entronizo a un nuevo virrey de este mundo. La ceremonia del juramento del presidente Obama estuvo cargada de ritualismo y liturgia, y de no poca presencia de elementos religiosos. Lo religioso  no sólo estuvo presente de modo simbólico, sino de modo explicito en oraciones, y referencias directas a Dios.

 

Es curioso, en nuestro país por menos de eso, se hubiera producido una polémica social de envergadura, lo más rancio de las dos Españas hubiera resucitado de entre los muertos.

 

Ni que decir tiene, que si la ceremonia fuera la de un presidente o rey de un país Islámico, las portadas de los periódicos hablarían de un nuevo estado fundamentalista al que debemos tener muy vigilado.

 

Sin embargo, ocurrió en Estados Unidos, posiblemente y paradójicamente, estas cosas sólo pueden pasar así allí, en una nación, que como dijo el mismo Obama, está formada por judíos, musulmanes, cristianos, hindúes, por hombres y mujeres de toda raza y religión… y ateos; una nación que convierte en presidente a un afroamericano cuarenta años después de Luther King y Malcom X , una nación que hunde sus pilares en su constitución democrática y que posee, a la vez ,y lo ejerce, el derecho  a veto sobre cualquier resolución de las Naciones Unidas. Una nación con muchas contradicciones, demasiadas contradicciones diría yo.

 

Pero sin duda también es una nación con esperanzas, no me cabe duda de eso tampoco, los sueños de sus líderes se han ido cumpliendo para bien y para mal de toda la humanidad, por eso nos hemos acostumbrado a mirar tanto para ellos.

 

¿Y Dios? ¿Qué dirá Dios de todo esto? ¡Qué difícil ponerse en el pellejo de Dios! ¡Qué osadía querer interpretarlo!

…Pero me gusta pensar, que el Dios que me mostró el carpintero de Nazaret, el que se reveló a los más humildes de la Galilea de los gentiles; esa tarde de martes estaba más ocupado en consolar a las viudas de Gaza, en escuchar los llantos de los huérfanos y el de los hermanos sin consuelo. Quiero creer que el Dios de Bush estaba más en Irak que en Washington esa tarde, que aunque estaba pendiente también de Obama, su corazón estaba bastante más al sur; y seguramente bendiciendo a todo el Planeta. 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 22, 2009 en Margullando en la realidad

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: