RSS

Piratas y Carnavales.

13 Feb

Buenos días Canarias:

 

Ya está en marcha el Carnaval, este año nos asedian los piratas.

Sí, como en el pasado el holandés Pieter Van der Does amenazó nuestras costas, así hoy, alguien tuvo el genial acierto de hacer revivir la leyenda de los piratas en estos tiempos de crisis.

 

Los piratas fueron aquellos que, sobre todo, entre los siglos XVI al XVIII pusieron en jaque el comercio y la prosperidad de las recién nacidas naciones modernas. Surcaron los mares buscando hacerse amos y señores de las rutas comerciales, apoderarse de todo el oro y la plata que circulaba por ellas, arruinando a comerciantes  y reinos enteros.

 

Los piratas no han desaparecido, y aunque sean este año nuestro motivo de burla sana y carnavalera, siguen preocupando y cometiendo fechorías. Los piratas hoy se disfrazan de Armani, surcan todas las bolsas y los fondo monetarios, sus banderas son las de grandes bancos y grandes empresas… pero siguen empleando las mismas mañas, se esconden tras las brumas, y en maravillosos paraísos que ahora llaman fiscales; para luego lanzarse sobre los incautos que navegamos por este mar de la sociedad de consumo.

 

Hay otro piratas como los de Somalia, pero a esos los entiendo un poco más, no los defiendo, ni me caen bien, pero sé que la desesperación también lleva a eso.

Me preocupan más los otros piratas, los de guante blanco, los que se esconden tras las multinacionales y las transnacionales, esos son más peligrosos y nos están llevando a lo ruina a todos.

 

Pero quiero ser optimista ( y les prometo que cada vez que escucho las noticias económicas me indigno y me asusto un poco más), esta lepra debe tener cura.

Igual que hemos salido de epidemias anteriores, de plagas, de guerras y posguerras; también saldremos de esto… Sólo se me ocurre pedirle a Dios, que nos dé luz para saber cómo hacerlo, que nos ayude a desenmascarar a todos los piratas, corsarios y bucaneros que están empeñados en hundirnos, y que nos ayude a limpiarnos, a limpiar esta sociedad de la miseria,  de la lepra, de la gangrena que hace egoístas los corazones; para poder iniciar un rumbo nuevo, para arribar a los puertos de un mundo nuevo.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 13, 2009 en Margullando en la realidad

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: