RSS

El Estado de las cosas.

15 May

Buenos días Canarias:

 

Hay semanas en las que se acumulan los temas sobre los que uno necesita arrojar luz para ver con más claridad lo que ocurre. Sobre todo es, primero, un ejercicio personalmente necesario para comprender mejor -no hay mayor ciego que el que no quiere ver y vive como ignorante de lo que ocurre-. Luego, si a los demás les pueden servir las reflexiones que uno se hace, pues mejor que mejor.

 

Esta semana se desarrollo el Debate sobre el Estado de la Nación, ¡qué pena de esfuerzo invertido para exclusivamente sacar unos titulares sobre quién ganó a quién! ¿Cómo es posible que, con la que está cayendo, sigamos pensando que la política es el arte del quedar bien haciendo lo menos posible? cuando debería ser el trabajo más arduo para lograr el bien común.

 

Siguen las matanzas en Pakistán y Sir Lanka, miles de desplazados huyen del horror y la muerte, las victimas se cuentan por centenares. Pero son muertos y desplazados más allá de paralelos y meridianos que nos puedan resultar próximos. ¡Qué pequeño hemos hecho el mundo, pero que distancias más grandes hemos puesto entre unos seres humanos y otros!

 

De la visita del Papa a Tierra Santa me quedo con que me ha parecido valiente y oportuno que no se haya plegado a los requerimientos de las autoridades judías. Hay veces que es necesario hablar claro y decir que no puede haber paz sin justicia, y recordar a las víctimas de ayer que no pueden ser los verdugos de hoy.

 

Finalmente voy hablar de la “píldora del día después”. La solución a unas relaciones no adecuadas ¿no estará en crear una consciencia afectiva y sexual sana y responsable?, ¿no será socialmente mucho más rentable invertir recursos en ello? En muchas zonas marginales, quedarse prematuramente embarazada está siendo, para muchas niñas, casi un prestigio social. ¿Por qué no imponer a las multinacionales farmacéuticas, invertir parte de los beneficios económicos que recaudan en recursos saludables para las zonas más empobrecidas y marginales?

 

Me molesta mucho la demagogia de aquellas políticas que enmascaran el fracaso social dotando de más ordenadores a la escuela; hacen falta ordenadores, pero hace más falta una buena educación en valores.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 15, 2009 en Margullando en la realidad

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: