RSS

Obama, Premio Nobel de la Paz

18 Oct

Buenos días Canarias:

 Normalmente lamentamos que los premios, los reconocimientos, las menciones y los homenajes se hagan demasiado tarde, muchas veces tras la muerte.

Sin embargo, esta última semana nos ha sorprendido la concesión del Nobel de la Paz a alguien que aún tiene todo por hacer. No se pueden premiar las intenciones, ya que el peligro que se corre es que se quede en eso, en fuegos de artificio.

 Obama ha supuesto sin duda una esperanza para el planeta, pero todavía no es más que eso, una esperanza que aún debe abrirse camino y ser.

 Me imagino que ser nominado, y no digo nada, el ser premiado con el Nobel de la Paz ha de ser vivido como un exceso de responsabilidad. Los frentes abiertos en el mundo, los índices de violencia, las guerras larvadas y las declaradas, la necesidad de transformar las estructuras injustas y de dar aliento a los moribundos organismos internacionales que velan por la paz… son un programa para toda una vida.

 El problema es que la esperanza se nos quede por el camino, que tanta presión de fuera le pueda, que se tuerzan intenciones y proyectos ante otros intereses.

 Así, que hubiera preferido que este reconocimiento se lo dieran mejor a    Brahim Husein,  Joven saharaui al que una mina antipersona le robo una pierna por protestar contra la represión que sufre su pueblo;  o a cualquiera de los presos que se pudren en una cárcel por defender sus ideas, la de un mundo más justo. Prefiero que le den el Nobel de la Paz a los voluntarios que trabajan en las favelas y en los barrios de gitanos, a los que ofrecen microcréditos, o a los que luchan en Bangladés por sacar de la prostitución a tantos menores; a las madres y los padres que cada día le ganan la batalla al hambre … Hay tantos  y tantas que han hecho tanto, que me parece una vergüenza que otros que son sólo  unas promesas, ocupen siempre los primeros puestos.

 Por cierto, no quiero acabar hoy sin decir que estoy a favor de la vida, de cualquier vida; pero me parece obsceno que se salga a la calle a defender sólo algunas vidas. El sábado pasado fue el día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, cada día mueren asesinadas de hambre en el mundo más de 30.000 personas, ellos y ellas también se merecían un hueco en la manifestación de Madrid, en la que ante el grito de la defensa de la vida se dieron cita miles de personas que, por otro lado, defienden y sostienen este sistema neoliberal, causante directo de tanta muerte colateral. ¿No les parece un contrasentido? 

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 18, 2009 en Margullando en la realidad

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: