RSS

Carta a José Luis

10 Nov

 

Querido José Luis:

Yo fui uno de los que salió en muchas ocasiones a la calle a gritar ¡No a la guerra!, yo fui uno de los que me alegré al verte en alguna que otra de aquellas movilizaciones, yo fui uno de los que a tres días de unas elecciones, que tenías perdidas, salí a chillar contigo “¿quién ha sido?”. Por eso creí un poco en ti, y no me tembló mucho la mano al depositar mi voto en las urnas que te dieron nuestra confianza. Luego, desde el salón de casa, también te dije aquello de “no nos falles”.

Te atreviste con lo de Irak, y sacaste a las tropas de aquella guerra, que como todas, era indigna, ilegal y construida desde la mentira y la ambición. Te pusiste en marcha hablando un lenguaje fresco, de talante, de consenso, de dignidad, de reconocimiento de derechos, de encuentro de civilizaciones… en fin, seguí creyendo que podías ser distinto, distinto de los que aspiran al poder sólo para emborracharse de él, sólo para servirse de él.

Pero no sé que tendrá que a todo el que toca, termina transformándole. No sé que se respira en la Moncloa que todo termina oliendo a cloa-ca.

Ahora estás como antes, no, peor que antes. Estás a un paso de perder el poder, estás como estabas al principio, no, peor; porque ahora no sólo vas a perder el poder, vas a perder también lo que fuiste antes de tenerlo. Porque ahora no te creo, porque ahora sabemos que nos fallaste. Una guerra te puso, y una guerra te va a quitar.

Hace unas semanas decías, que ibas a seguir con tu política te constara lo que te costara. No lo hagas por la economía, no merece la pena, no está en tus manos y los sabes. La crisis sólo acabará cuando lo decidan los bancos, el fondo monetario internacional, los lobbies – o los lobos-de los mercados… Pero si puedes hacer una cosa, y por ella si vale la pena que empeñes tu palabra, tu honor y los restos exiguos de los ideales que en otro tiempo te llevaron a correr delante de unas porras y unos uniformes. Merece la pena que te lo juegues todo defendiendo lo poco que pueda quedar de dignidad en la política internacional a favor de los Derechos Humanos.

Lo tienes a huevo, lo puedes hacer, deja el talente a un lado y da un puñetazo en la mesa, en la de tu gobierno, en la del parlamento Español, en la de la Comunidad Europea, en Naciones Unidas. Vuelve a decir ¡No a la barbarie! Vuelve a salir a la calle conmigo, recupera la dignidad que tenías y hazte, y haznos  un favor, sube los pantalones que España se bajó en Madrid un 14 de noviembre de 1975 ante Marruecos, y abróchalo fuerte. No sé tú, pero yo estoy harto  de andar con el culo al aire.

 Un saludo.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta a “Carta a José Luis

  1. raquel

    noviembre 11, 2010 at 12:38 am

    Suscribo tus palabras. ¿Qué te parece si envías esta carta, por ejemplo, a El País o mejor a El Mundo? Creo que tendrías muchas posibilidades de que la publicaran y quizá así Jose Luis la leyera, y quizá así haría algo, y quizá así volveríamos a confiar en él…
    Sabes que soy una soñadora realista: ¡A por ello!
    Un besote enorme

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: