RSS

El Buda

15 Nov

El Buda del salón, estornudó una mañana. Ante su asombro, abandonó la posición de loto, se sacudió, estiró su cuerpo y la miró fijamente.

—No aguanto más este sahumerio, ya no estoy pa´esto.

Sin darle tiempo a reaccionar, con la elegancia de un  Om,  saltó de la estantería y se hizo añicos en el suelo.

Buda1

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 15, 2013 en Microrrelatos

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: