RSS

Y fueron felices, o eso dicen

30 Nov

Blancanieves tuvo que huir, por bella,  a servir en una casa. Trabajó como una enana hasta que la envenenaron. Cuentan que la resucitó el beso de un príncipe del que nunca más se supo cómo la trató.

Cenicienta fue maltratada por sus hermanastras, luego cayó en manos de un príncipe fetichista que no sabemos que hizo con ella.

Bestia secuestró a Bella. Dicen que encontró algo en su interior. No me creo eso de que la música amanse a las fieras.

La Durmiente, fue encerrada desde pequeña en una mazmorra y luego abandonada medio muerta  en el bosque, al alcance de cualquier desaprensivo.

Malditos príncipes azules, engañabobas de mil y una no­ches, de las que se durmieron soñando sin saber el precio que habrían de pagar por un traje, un zapatito de cristal o una boda de ensueño.

Del libro “Brevedades”, Las Palmas de G.C.: NACE 2013.

425189_380113715341716_100000292712695_1412036_362649704_n

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en noviembre 30, 2013 en Brevedades, Microrrelatos

 

Etiquetas: ,

2 Respuestas a “Y fueron felices, o eso dicen

  1. Noris

    noviembre 30, 2013 at 3:48 pm

    Hay que ver el trabajo que se tomaron en leyendas, cuentos, poesías, películas y afines para mantenernos encerradas en las mazmorras y hacernos creer que éramos felices en el rol de princesita boba.

     
  2. Helio Ayala

    noviembre 30, 2013 at 4:46 pm

    Eso mismo es lo que quise reflejar. Gracias por leerme. Un saludo. 😉

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: