RSS

Marianela

06 Jun
ciego-y-mudo 
Préstame  tus ojos,Nela,
muéstrame la vida
que a oscuras atesoras.
El amor en penumbra no huele, no.
Ni duele la brisa herrumbrosa
de tus pasos en la noche.
 
Préstame tus ojos, Nela,
dime el mundo como lo ves.
La bondad de tu abandono,
la perdida inocencia,
la herida de los hombres, dime,
las estrellas en la noche,
la cara de mi perro,
las arañas en los ojos.
 
Préstame tus ojos, Nela,
déjame mirarte
aunque por un día fuera, déjame,
que el que tiene ojos ya no ve,
y muere el corazón gota a gota,
como cuando lloras.
 
Préstame tus ojos, Nela.
Luego, parte si quieres.
Déjame para siempre
en el abismo del hombre
sin belleza.
 
Préstame tus ojos, Nela,
tus ojos sin nada,
sin horizontes ni esperanza,
tus ojos ciegos que ven
la oscuridad en que vivo.
No me dejes ciego dos veces.
 
Poema publicado en el nº 0 de la revista “Arte y Cultura”. Junio 2014
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 6, 2014 en Poemario

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: