RSS

Gobierna tú, que a mí me da la risa.

08 Dic

ni_ni

Por qué tiene uno la sensación de que es demasiado tarde para lo honesto, lo honrado. Por qué huele tanto la “nueva política” a un potaje que está a punto de pasarse de fuego. Por qué seguimos creyendo que casi todos nos engatusan con discursos que ya no necesitamos, o que llegan demasiado tarde. Por qué nos siguen tomando por una sociedad amnésica, que olvida con un gesto, una inauguración, o una fiesta, que ayer, solo ayer, nos sorbíamos los mocos. Posiblemente porque así es la cosa.

Ayer asistimos a un debate que todo el mundo ha tildado de histórico, y probablemente lo fuera. Pero se nos vendió desde el principio como si de una semifinal de la Champions league se tratara, quizás porque, en esta sociedad de pan y circo, es lo que toca. Quizás porque todo el mundo espera la épica de las remontadas, las victorias por goleada, la esperanza de que tras el partido todo cambie.  Que los himnos y las banderas sean suficientes para subir la moral. Pero muy bien sabemos de lo efímero de esas alegrías. Yo sigo prefiriendo “hablar de cosas imposibles, porque de lo posible se sabe demasiado”.

Ayer ganaron todos, como siempre. Nadie pierde cuando lo que está en juego es solamente el turno para tirar los dados, en esta partida de Monopoly en la que se ha convertido lo público.

Quizás exagero, y sí que hay perdedores. Los que siguen perdiendo siempre, los que ven la partida desde la periferia del tablero, los que dejan su futuro en manos de los ávidos jugadores que han tomado el cubilete y les han convencido de que  es mejor que tire yo por ti.

Al final nadie es más alto que nadie, ni más guapa, ni más sabio, ni más capaz, ni más pragmática, ni con más suerte, ni mejor gestor, ni siquiera, mejor persona.

El cambio, si llega, llegará de cada uno de nosotros y nosotras, de una sociedad que se empondere y no permita más silencios hasta el próximo debate. De unas personas conscientes de su responsabilidad con lo público cada día, haya o no debate del siglo, ganen o pierdan los míos. Una sociedad adulta y capaz de ver más allá de los programas y eslóganes. Una sociedad protagonista, que tome las riendas, que se crea de una vez por todas que los políticos son servidores públicos, y no eche a suertes, o se deje engañar, para ver a quién le otorga el privilegio de servirse de lo público por cuatro años.

Ayer algunas cosas me sirvieron más que otras, algunas palabras me las creí más que otras, pero al final sé que nadie tiene varitas mágicas, ni llaves maestras para abrir puertas blindadas. Sé que la revolución y el cambio que necesita esta sociedad, es precisamente convertirnos en una sociedad nueva, y eso pasa por una nueva forma de entender lo público. El espacio público no es más que la suma de voluntades personales, no es más que la regeneración de uno y una misma, y desde ahí construir una nueva humanidad.

Cada uno y cada una de nosotros tendrá que desterrar la mentira, el egoísmo, la codicia, la ira, el inmovilismo, la ignorancia… si queremos que nos vaya mejor. El consenso, la necesidad de aglutinar los esfuerzos en lo común, el mirar por el bien de todos y todas, la empatía, es lo único que permitirá un cambio real. No han servido para nada las contiendas, las luchas, las revoluciones que han dejado de lado a los que no supieron o no quisieron sumarse. O cambiamos todos, o nada cambiará. Si no, seguirá siendo el tiempo de los de siempre, los que se ven legitimados por una mayoría silenciosa que solo sabe decir cada cuatro años: gobierna tú, que a mí me da la risa.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 8, 2015 en Margullando en la realidad

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: