RSS

PUBLICACIONES

“Tiempos apócrifos”

solo-portada-tiempos-apocrifos

 Cuadernos la Gueldera. Centro Canario Estudios Caribeños -El Atlántico-, Las Palmas de G.C. 2016

“Leyendo los poemas que Helio Ayala Díaz ha reunido bajo el elocuente título de Tiempos apócrifos asistí de nuevo a ese diálogo, de intensidad variable según el artista y su circunstancia, que los poetas más apegados al mundo objetivo, como Helio, suelen establecer entre su experiencia personal –por lo común situada en la nostalgia, que es un ayer domesticado– y su mirada –siempre inquisitiva, a veces resignada y a veces rebelde– sobre la realidad que los rodea, que es, en todo momento y lugar, una inagotable fuente de insatisfacciones. Celebro que los artistas no vuelvan la espalda a la cotidianidad de la vida, que es donde está lo que somos, donde quizás descubrimos lo que quisiéramos ser y donde nos encuentra lo que nos trasciende.”

Manuel Díaz Martínez.

“Arena entre los pies”

Portada_definitiva 4 (2)

 Cuadernos la Gueldera. Centro Canario Estudios Caribeños -El Atlántico-, Las Palmas de G.C. 2015

Antonio Santana, un joven estudiante de magisterio, tras viajar a los campamentos de refugiados de Tinduf se entrega a la causa saharaui, al tiempo que se enamora de Aisha.

De modo paralelo a esta historia de amor, camina un pueblo que se niega a morir en el abandono y el olvido, luchando desde la resistencia pacífica por lograr un futuro en libertad.

Con el paso de los acontecimientos, los mundos de Antonio y Aisha se van separando, aunque una llama más fuerte, incluso que el amor, va a estremecer sus vidas. Sin quererlo, se van a convertir en catalizadores de un sueño que, quizás, hará posible el retorno de los saharauis a la tierra que les arrebataron.

La novela pretende recordar y hacer visible uno de los conflictos más ignorados por la comunidad internacional, reivindicar la necesidad de su resolución definitiva, y rendir un homenaje a los miles de activistas y personas que defendieron, y defienden, la dignidad, la libertad y la justicia de los pueblos.

 

Por Juan Francisco González-Díaz

“En la Sala Casa de la Cultura “Saro Bolaños”, del Teatro Víctor Jara, localidad de Vecindario, isla de Gran Canaria, en la noche del pasado viernes 26 de junio de 2015 presentamos la novela Arena entre los pies, del poeta y narrador Helio Ayala Díaz, con las palabras que a continuación siguen.

Helio Ayala Díaz, Licenciado en Teología y Profesor de Enseñanza Secundaria, ha participado en varios talleres de creación literaria y pertenece al Taller Literario “Espejo de Paciencia”, de Las Palmas de Gran Canaria.

Helio publica, en el 2013 su primera obra, Brevedades, libro de relatos y microrrelatos. Junto a sus compañeros del taller “Espejo de Paciencia” da a conocer algunos de sus versos, en los poemarios colectivos Hotel Madrid. Poemas, del 2013 y Una isla dentro, del 2014, publicados por el sello editorial Cuadernos “La Gueldera”, del Centro Canario Estudios Caribeños –El Atlántico–.

Helio Ayala Díaz, veterano activista de la lucha del pueblo saharaui y de la Red Canaria de Escuelas Solidarias, ha visitado en varias ocasiones los campamentos de refugiados de Tinduf, al sur de Argelia. Y de ahí el asunto de su novela Arena entre los pies.

Arena entre los pies es una historia de amor, realista e imposible, entre Antonio y Aisha. Él, un joven canario estudiante de magisterio que visita a los campamentos de Tinduf. Y ella, una saharaui que a partir del programa “Vacaciones en paz” había vivido y estudiado en Córdoba, hasta que regresa con su familia natal, dos años antes de conocerse.

En la novela, Arena entre los pies, un narrador testigo en primera persona, Antonio Santana, desde los futuribles años 2016-2017, mediante las técnicas literarias del analepsis o flashbach, da constantes saltos y traslados de un tiempo a otro. En el que transcurren las vidas de estos dos viscerales jóvenes, junto a toda una serie de personajes, vivos, tangibles, reales, en su decursar por los escenarios de Bruselas, Tinduf-Argelia, Las Palmas de Gran Canaria, Vecindario-Gran Canaria, El Aaiún-Sahara ocupado, Córdoba, Bilbao, Oslo, Lanzarote, Nueva York, Gdeim Izik-El Aaiún ocupado, Madrid, Tifariti-Territorios liberados y el Mundo. Un mundo donde hace cuarenta años permanece sin solución el injusto conflicto del Sahara.

Arena entre los pies es una novela de anticipación política que, con cierto suspenso, nos intriga e incita a su lectura. En pos de conocer los pormenores de un factible plan de regreso de los saharauis a su patria, que apoyan todas las instancias relacionadas con la lucha de ese pueblo.

Plan de regreso al Sahara ideado, precisamente, por el narrador testigo en primera persona que cuenta casi toda la historia. El Antonio Santana de un entonces que lo lleva a diputado del Parlamento Europeo de Bruselas, representando a un hipotético, pero posible, Frente de Izquierdas Canarias, por el que había sido Consejero de Cooperación Institucional y Solidaridad del Cabildo de Gran Canaria. Como solían decir las películas norteamericanas, antes de empezar a exponerse: “Cualquier similar posible con la realidad es pura coincidencia”.

Todo lo apuntado, hasta aquí, no es más que un aperitivo, una provocación, para motivarlos a que tengan, lean y hagan suya la novela Arena entre los pies, que hace visible, mediante la literatura, uno de los conflictos más ignorados por la comunidad internacional, la triste realidad del digno y sufrido pueblo saharaui, que lleva esperando cuarenta años por una solución.

“Bruselas. Abril de 2016. Sonó el teléfono. Descolgué distraído mientras trataba de seguir leyendo el informe que tenía delante. -¿Si, dígame? -Salam aleikum, Antonio. Soy Omar Saleck. -¡Omar! ¿Cómo estás? ¿Va todo bien? “

Esa es la primera página de la novela Arena entre los pies, que empieza así, directa, en un presente, ahora. Momento del 2016, que es el futuro. Futuro de los principales personajes de la novela, Antonio y Aisha. Y tal vez, también, el posible, factible, y viable, futuro del pueblo saharaui. Ojalá que así sea. ¡Inch Allah!”

 

“Una isla dentro”

IMG_20140925_131944

Una isla dentro. Cuadernos la Gueldera. Centro Canario Estudios Caribeños -El Atlántico-, Las Palmas de G.C. 2014
 

Poemario colectivo de Los Talleres Literarios “Espejo de Paciencia” y “Dulce María Loynaz” que recoge parte del quehacer de sus miembros en el último año. Autores: Bachir Ahmed, Beatriz Astudillo, Helio Ayala, Marcelino Betancor, Olga Cabrera, Juana Olivia Falcón, María José Godoy, Juan Francisco González, Máximo González, Pino Lorenzo, Carlos Francisco Lozano, Ana María Martín, Isabel Santervaz y Belén Ventura.

“Hotel Madrid. Poemas”

65033_618779598172146_268501533_n

Hotel Madrid. Poemas. Centro Canario Estudios Caribeños -El Atlántico-, Las Palmas de G.C. 2013
 

“El presente libro, a modo de cuaderno de bitácora, es una muestra del hacer haciendo que confirma los derroteros en versos de trece poetas, lanzados al ruedo de la creación literaria. Bea, Helio, Olga, Olivia, Sara, Juan Francisco, Máximo, Desirée, Ana María, Isabel, Belén, María José y Vispo. Ellos y el Taller de Poesía “Espejo de Paciencia”, con el título Hotel Madrid. Poemas, inician la labor editorial del sello Cuadernos La Gueldera, del Centro Canario Estudios Caribeños –El Atlántico–.”

Juan Francisco González-Díaz

“Ocurre que, a veces, la poesía se sienta en círculo de amigos y amigas entusiastas, ávidos de escucharla, dispuestos al ritual de la celebración de la palabra poética, y se deja arrullar, querer, y comienzan a desfilar casi inevitablemente la pléyade de algunos de sus más genuinos portavoces: Vallejo, Borges, San Juan de la Cruz, Olga Orozco, Szymborska, Alonso Quesada, Tomás Morales, García Cabrera,…entonces ya no se distingue entre invitados y anfitriones. En su viva presencia el tiempo transcurre mágicamente. La palabra poética da sentido no solo a las horas transcurridas en el local, sino también a nuestras propias vidas. Después de esa celebración nosotros, invitado y anfitriones, ya no somos los mismos. Esa es la magia y la garantía de que la poesía será tan eterna como lo sea el propio mundo…Y quién sabe si después…”

José Miguel  Junco Ezquerra

 “Acudir como poeta invitado al Taller de Poesía «Espejo de Paciencia» no tendría mayor importancia si no fuera por la atención que sus integrantes me dedicaron. Sus miradas, su escucha atenta, sus preguntas y curiosidades, más que validar mis consejos y mi experiencia, me revelaron la actitud vital de un grupo de hombres y mujeres empeñados en aprender, en avanzar en conocimientos, en probar el agua insaciable de la poesía. En una frase: aprendí de los aprendices. Todos aprendimos algo”.

Antonio Jiménez Paz

“Mi paso por el Taller de Poesía «Espejo de Paciencia» fue una bocanada de aire libre , un baño de entusiasmo que me hizo recordar los orígenes de mi escritura, pero también me proyectó al futuro. Mucha y buena poesía compartida con rigor crítico, camaradería  y trabajo. Espero que este taller siga adelante creciendo y creando. Y espero volver para verlo y compartirlo.

Desde Chiloé, un abrazo a todo ese semillero poético”.

Maribel Lacave

 “Todo es aprendizaje: la vida, el tiempo, los recuerdos y también la poesía. Se aprende en todos los caminos y a todas horas. Hace unas semanas fui a aprender de lo que otros poetas estaban aprendiendo. Compartimos palabras y proyectos. De esos encuentros salen siempre amigos. Eso fue lo que encontré, amigas que ya lo eran, y amigos y amigas nuevas. La coartada era la poesía. No concibo mejor coartada para una reunión los lunes por la tarde.”

Santiago Gil

 ” De un taller de poesía puede salir un artesano del verso. También un buen lector de poemas. Y si sale un poeta es porque había entrado.”

Manuel Díaz Martínez

 599345_618780644838708_2144738705_n

“20 Poemas a Baco: homenaje al vino”

20Baco

En el marco del III Festival Atlántico de Poesía Las Palmas de Gran Canaria “De Canarias al Mundo”, el jurado de la convocatoria “20 Poemas a Baco: homenaje al vino”, integrado por la poeta y narradora Rosario Valcárcel, y los poetas Antonio Arroyo Silva y Aquiles García Brito;  seleccionó, entre los poemas presentados para formar parte del cuaderno “20 Poemas a Baco: homenaje al vino”, mi poema “Bacanal”:

Bacanal

 
Ven.
Derrámate,
póstuma gota
de vino añejo.
Déjame ver tu cuerpo,
tu presencia,
tu color.
Al olfato,
sé perfume y frescura
de mis sueños.
Ven,
con suavidad
al paladar,
y habítame,
roja,
ardiente,
como la sangre.
 
Entonces,
vino.

“Brevedades”

???????????????????????????????

Brevedades. NACE, Las Palmas de G.C. 2013

 “En muchos textos de Helio se atisban retazos de la realidad tan reconocible que hasta se pueden datar sin temor a equivocarnos. La diferencia entre esos cuentos y una opinión o un chiste la notamos al final, cuando somos conscientes de que su autor nos ha llevado de la mano hasta donde y de la forma que más le convenía.

Muchas veces, al terminar un texto sentimos una bofetada que siempre se nos ofrece como un regalo sobre el que meditar y no como una amonestación.”

“De ahí que en Brevedades vayamos a encontrar multiplicidad de temas, otorgándole un ritmo desenfrenado a una prosa ya de por sí ágil en un género como el microrrelato que ejemplifica la rapidez que pronosticó Italo Calvino para este milenio.

La sorpresa acecha detrás de cada cuento de Helio y es común que antes de empezar la lectura ya tengamos instalada una sonrisa cómplice a sabiendas de que no nos va a defraudar.

Una sonrisa que, como en la tragicomedia de la vida, a veces se torna en una mueca de tristeza o de repugnancia ante cotidianidades que no hay manera de eludir.”

Del prólogo de Carlos de la Fé.

“Da lo mismo la distancia en la que nos contemos. Nuestra vida cabe en un renglón o en una novela sin que su intensidad se vea afectada por el número de palabras o de páginas. No es una moda la escritura en corto. Ya Marco Aurelio o Gracián nos enseñaron que todo cabe en un par de palabras si somos capaces de dar con la emoción y el tono necesarios. Sí es verdad que en estos tiempos tan apresurados hay que sembrar las palabras con mucho jeito para que no las arrasen sobre la marcha las plagas de la mediocridad y la estulticia. Todo se lo lleva a diario la corriente del olvido, pero ese mismo olvido se vuelve cíclico cuando nos devuelve inesperadamente la memoria de un pasado que creíamos perdido para siempre. Nos basta un nombre para remover todos los recuerdos. No olvidamos nunca lo que realmente nos ha terminado importando. Todo lo demás sí es cierto que lo quema el tiempo.
En estos días ha caído en mis manos un libro que logra atrapar esos instantes casi inasibles. Quien lo escribe ha aprendido a mirar el mundo con ojos sabios y con esa humildad a la que llegan los que ya están curados de espanto. Ya el escritor Carlos de la Fe nos cuenta en el prólogo que “la sorpresa acecha detrás de cada cuento de Helio y es común que antes de empezar la lectura tengamos instalada una sonrisa cómplice a sabiendas de que no nos va a defraudar”. El libro contiene microrrelatos prodigiosos, y su autor se maneja sabiamente con el humor, la ironía y con esos finales inesperados tan difíciles de lograr en siete u ocho renglones. Pero sobre todo, Brevedades (Editorial NACE 2013) es un libro que conmueve en muchas de sus propuestas. Hay algunos textos que han sido inspirados por su hijo. He escrito varios reportajes sobre autismo y he leído mucho sobre esa enfermedad tan misteriosa. Creo que Helio Ayala Díaz está llamado a contarnos mucho de lo que jamás podrán decirnos los médicos o los científicos. Su mirada ya ha sabido atravesar ese supuesto abismo que  a veces nos separa tanto de ellos. Les dejo este texto titulado Puentes de silencio. Hacía tiempo que nadie lograba conmoverme tanto en tan pocas palabras.”

Santiago Gil, en Ciclotimias.

María Jesús Alvarado: “Brevedades” contiene relatos preciosos. Sensibles, originales y bien escritos. Y es que tras la escritura de  Helio Ayala Díaz hay mucha lucha y, sobre todo, una gran persona.

Crítica de María José Vidal Prado.

Hace ochenta años, escritores como Orwell o Huxley profetizaron el horror futuro. Ahora, ese futuro es nuestro presente. Un presente roto, fragmentado, como se retrata en Brevedades, del escritor canario Helio Ayala Díaz.

La extensión de los microrrelatos de Brevedades varía desde la microficción hiperbreve hasta el cuento corto, pasando por microrrelatos de extensión media. Pero todos ellos pueden leerse, como diría Poe, “at one sitting”.

Mientras para algunos críticos la brevedad del microrrelato tendría una explicación sociológica, como género propio de una época convulsa, rápida, consumista y fragmentada, para otros, como Augusto Monterroso, prevalece el criterio estilístico. Para Monterroso, a mayor brevedad, mayor exigencia: “el escritor de brevedades nada anhela más en el mundo que escribir interminablemente largos textos, largos textos en que la imaginación no tenga que trabajar.”

Cuanto menor es el número de palabras de un relato, mayor debe ser su precisión. Helio Ayala demuestra el acertado dominio del lenguaje que logra, en algunos de sus cuentos, donde ni sobran ni faltan elementos: “La arrancadilla”, “Síndrome de Estocolmo”, “Casanova”, “Todo incluido” son algunos ejemplos de su rigor, un rigor lingüístico que llama a un lector inteligente y activo que complete en su lectura la extensión personal, espacial y temporal de la anécdota comprimida en estas historias que saltan como chispazos.

PortadaLos primeros relatos de Brevedades son metaliterarios, es decir, centrados en el propio acto de escribir o leer, en el propio proceso de emisión y recepción del texto. Los temas predominantes en los demás relatos están relacionados con las nuevas tecnologías, la frialdad de las relaciones humanas y la soledad. Ahí es donde el recuerdo de los imperfectos futuros perfectos imaginados por Orwell o Huxley hace acto de presencia. Una curiosa característica de estos relatos de Helio Ayala Díaz es la existencia de un trasvase entre el mundo de las personas y el de los objetos. Las personas adquieren características de productos para el consumo, como sucede en “Amor hipocondriaco”; a veces, se asemejan a los ordenadores, como en el hiperbreve “Sin batería”. Y, como si añoraran los sentimientos que los humanos han perdido, en algunos de estos cuentos son los objetos los que llegan a sentir emociones: por ejemplo, el amor y la nostalgia, en “Historia de una silla” o “¿Estudias o trabajas?”

Al ser el microrrelato un género proteico, es decir, alimentado de y relacionado con los demás géneros literarios, encontramos en Brevedades textos verdaderamente poéticos, como “Puentes de silencio”; otros esencialmente narrativos, como “La Hermandad de las Tres Caídas”; otros que se construyen a partir de refranes o frases hechas que cobran significado literal, próximos a la greguería; otros, en fin, vecinos del ensayo, la reflexión o el humor.

Entre las técnicas narrativas usadas por el autor, llama la atención el uso ambiguo de la tercera persona verbal (la no-persona), relacionado con el tema ya mencionado de la impersonalidad del mundo actual, cuya falta de definición nos conduce hacia un final sorprendente donde esa identidad desconocida se revela bruscamente, como en “Tacón y terciopelo”. En otros relatos, como en “Cuando solo me quede el olvido”, la técnica de Ayala es el cambio de perspectiva, de primera a tercera persona, para expresar la desintegración del yo. Dentro de este manejo magistral de las personas del verbo, destacaría también el relato “Bon voyage”, diálogo en el que se suprime el texto de uno de los interlocutores, y que se convierte en un fiel retrato de la soledad.

Retrato de una sociedad ya imaginada, ahora presente, que leemos con la esperanza de que mejore a partir de la mirada crítica, de la toma de conciencia. Esperanza también de que el autor nos ofrezca nuevos relatos en los que alcance su completa madurez.

Brevedades llama a la concisión y a la participación del lector en la construcción del texto. Para no traicionar el espíritu de estas microficciones, no me extenderé más en el comentario de la obra del grancanario Helio Ayala Díaz. Queda invitado el lector a descubrirlos.

Mª José Vidal Prado

Dónde adquirir Brevedades.

“Tan cerca, tan lejos”sahara-libre3

Casa África ha publicado  el relato “Tan cerca, tan lejos” (Pág. 70), que envié al certamen “Purorrelato”. Me alegro sobre todo porque para mí era una llamada de atención a esta institución para que no olvide que, aunque les han usurpado su tierra, el pueblo saharaui existe y forma parte de África. SAHARA LIBRE!

http://www.casafrica.es/casafrica/Publicaciones/Purorrelato2013.pdf

En el patio arenado de la escuela, la maestra les explicaba en qué consistía el programa. Los mayores, los ya viajados, intervenían a su requerimiento para ratificar lo que ella contaba.

Nunca había ido más allá de aquellas jaimas. La hamada había sido su hábitat de siempre. Ahora viajaría a unas islas que estaban extrañamente cerca y lejos a la vez.

Las primeras semanas fueron duras, todo le era extraño, no entendía nada, ni era capaz de hacerse entender. Las sensaciones le desbordaban, nada era como había imaginado.

La familia que le acogió en Gran Canaria le llevó a ver el mar, a partir de ese día, todo fue mejor. En sus viajes, durante cuatro años, cuando sentía la nostalgia de casa, pisar la arena de Las Canteras le traía hasta sus pies las dunas de Smara.

Aprendió mucho mejor el castellano. Supo que más allá del destino está la voluntad y la solidaridad humana. Vivió ocho meses de su vida la experiencia de no faltarle de nada. Comprendió el término justicia.

La que sería para siempre su otra familia, vivía en Plazoleta de Perón. Desde el balcón de la casa, siempre vio aquella fachada inconclusa. La noche antes de su último regreso, lo hicieron. Bajaron con sigilo, y en la fachada de Casa África, donde estaban las demás banderas, colgaron la que faltaba. Abrazados, supieron que al fin se había hecho justicia. Ahora sí era la casa de todos.

“Poesía Erótica Canaria 2013”

45697_10200756447738102_1958815352_n

Poesía erótica canaria 2013 es una antología de poemas con una llamativa  portada de Octavio Carlos Macías, un collage, cargado de simbolismo. Un libro editado por Luis Muñoz León (Ediciones Ciudad Galdós, Arte y Cultura siglo XXI) con la compilación y coordinación de Juan Francisco González-Díaz y Aquiles García Brito. En el marco de este I Certamen  de Poesía Erótica se seleccionó, entre los poemas presentados para formar parte del cuaderno “Poesía Erótica Canaria 2013 ”, mi poema “Al calor de tu cuerpo”:

Al  calor de tu cuerpo

Negocia contigo
mi mano.
Busca el momento.
Explora distancias,
al calor de tu cuerpo.45855_4948690569164_113426326_n
 
Pacto el silencio
con tu sueño.
Sólo el susurro,
el roce suave.
Las caricias terciopelo.
Atormentado el deseo.
 
Reclino mi aliento,
a la altura de tu pecho.
El aroma de tu sexo
intenso,
respiro
despierto.
 
Negocia contigo
mi mano.
Exploro posibilidades.
Mendigo,
al calor de tu cuerpo.

“20 Poemas al amar: homenaje a Nestor”

images

    En el marco del II Festival Atlántico de Poesía Las Palmas de Gran Canaria “De Canarias al Mundo”, el jurado de la convocatoria “20 Poemas al Mar”, integrado por la poeta y profesora María del Pino Marrero Berbel, el estudioso de la poesía canaria y profesor Antonio Henríquez y el poeta y promotor cultural Juan Francisco González, seleccionó, de los treinta y nueve poemas presentados para formar parte del cuaderno “20 Poemas al Mar”, mi poema “Somos arena”:

Somos arena

Una roca no se rompe
en un instante.
La lluvia, el frío, el viento,
hacen su trabajo
a veces en silencio,
o rugiendo entre las ruinas,
acelerando los tiempos.
Y cree en su fortaleza
la roca indemne, poderosa,
sin saber que el comején
le va por dentro royendo las entrañas.
Y transita altiva, inmóvil, olvidando
que las playas no son otra cosa
que cementerios de rocas,
aplacadas, vencidas,
convertidas en suavidad
de espacios transitables.
Somos arena
y estas lágrimas,
el mar que nos arrasa.

Revista Arte y Cultura,  nº0

10443425_10204200724522869_4718494935325519749_n

 

Revista Shukran, nº 36

Revista Shukran, nº 36
En la página 23 de este número de la revista Shukran, participo con un pequeño relato y un poema.

Ganador I Concurso de Micros en el Micro

  El jurado del I Concurso de Microrrelato “Micros en el Micro”  organizado por el Proyecto DeSgenerad@s y el programa de radio La  Libreta, ha elegido como ganador el cuento de Helio Ayala titulado “Telón y terciopelo” que participón en la semana 8ª sobre el tema “Diversidad LGTB”.
   Han sido designados como finalistas:
  • Mamá no respeta mi espacio físico“, de Leonardo Dolengiewich
  • La triple A“, de Toñi Ramos
  • Blogs enamorados“, de Raquel Romero Luján

Telón y  terciopelo

   Llegó taconeando sobre las cinco de la mañana. Lanzó con desgana el bolso sobre el sofá. Se sirvió una última copa. Se planto frente al espejo, por un momento se contempló. El maquillaje había aguantado bien toda la noche, casi le daba pena quitárselo. Se despojó despacio de toda la ropa, como quien deja atrás todos sus sueños. Luego se puso, sobre la piel desnuda, una bata de terciopelo que colgaba tras la puerta del armario. Comenzó a desmaquillarse con ternura, como quien va acariciando el pasado, los miedos que se ocultan tras una sonrisa perfecta, las burlas que se esconden tras el rubor de las mejillas, las lágrimas que siempre acuden a joder el rímel, todo lo que pudo ser y nunca fue una sombra en la mirada… Cuando acabó,  vio al fin todas sus penas dibujando sus arrugas; se dio la vuelta y meó de pié salpicando la tapa. Luego apagó las luces y dio por concluida la función.
© Helio Ayala
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: