RSS

Archivo de la etiqueta: Al golpito

Tránsito

Un beso envidiado en el vestíbulo. Maletas que se arrastran solas. Miopes que tratan de encontrase en paneles demasiado crípticos. Ancianos que pasean con orgullo sus últimos destinos. Alguien que va a llegar en el momento más inoportuno. Otros que regresa cuando ya es demasiado tarde. Bienvenidos y malvenidos. Sueños que buscan puerta de embarque. Esperanzas que llegan con años de retraso. Un carro que pierde el rumbo, y la misma cantinela de siempre: «A nosotros nos da igual, ni siquiera le vamos a avisar de la salida de su puñetero vuelo. Ahora eso sí, le rogamos por su propio interés, mantengan la mierda de sus pertenencias controlada en todo momento”.

flypaper Dawn NG

flypaper Dawn NG

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 15, 2015 en Al golpito..., Microrrelatos

 

Etiquetas: , , ,

Los ojos flotan para siempre en la memoria.

“Los ojos abiertos de los ahogados son una interrogación. Miran a la muerte, preguntan, piden explicaciones. Cuando la muerte ajena depende de nosotros, los ojos flotan para siempre en la memoria.”Luis García Montero

 Pegado de <http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2014/02/15/los_ahogados_13584_1023.html>

Los ojos hablan más que las palabras. Preguntan, ríen, sueñan en voz alta, y a veces callan para siempre.

Anoche mis ojos, atónitos,  escucharon a los contertulios de turno tratando de depurar responsabilidades por “lo de Ceuta”. “Lo de Ceuta” que son más de treinta ojos que siguen espantadamente muertos.

No me interesan los culpables. Todos somos culpables, por nuestra hipocresía, nuestra pasividad frente a los que canonizan unas vidas y desprecian otras.

Al final, parece que sólo importaba de qué lado cayeron, dónde tragaron más agua, dónde perdieron su brillo de esperanza aquellos ojos.

Al menos los ojos de los seres humanos son todos iguales, miran de igual modo, y entienden… Aunque haya quienes siempre prefieran mirar a otro lado.

NáufragosInmigrantes-Ceuta

Tiritando de miedo,
en mar envueltos.
Cuarenta noches les mentimos,
les hicimos creer,
que afuera,
aguardaban los sueños.
 
Ahora,
los  regresamos,
sin lamerles las heridas,
ni el fracaso.
Les deportamos,
sin nada,
sin rumbo,
más perdidos todavía.
Náufragos de todo.

 

 

Etiquetas: , , , ,

La indiferencia

Reacción

Debemos ser los mismos, los que nos interrogamos por qué tanta indiferencia, y los indiferentes. Nos preguntamos por qué tanta indolencia. Pasamos las tardes  investigando en las redes virtuales  quiénes se están moviendo. Mientras, las calles están solas y vacías.

Ellos, los otros, los que nos obligan a preguntarnos, calculan las respuestas. Las suyas para seguir engañando. Las nuestras para saber que, aún hoy, seguimos aguantando.

 

Etiquetas: , , , , ,

El sentido del horror

La mejor terapia para los tiempo que corren debe ser el sentido del humor. Nada nuevo. A mal tiempo buena cara. Algunos de mis alumnos y alumnas, me reciben siempre con un: “Profe, un chiste”. Con el humor me los gané cuando peor nos iba.

Crisis, deshumanización, tragedias naturales y sociales, corrupción, relativismo ético, perdida del sentido, fracaso social… ¿Dónde escondimos la felicidad? ¿cuándo se instaló en nosotros esta terrible sensación de abismo, este inagotable sentido del horror?

Necesito que alguien me cuente un chiste.

 

Etiquetas: , , , , , ,

LA QUE ESTÁ CAYEDO

 

Nos estamos quedando helados, pero no por esta alerta meteorológica, sino por la borrasca del sin sentido que se extiende por el norte.

 Cuando azota el viento, cuando el agua cae a mansalva, cuando no cesan los trueno y relámpagos, los gobiernos declaran alertas y nos dejan a todos en casa, con las ventanas cerradas y abrigados al calor de nuestros sofás, nuestro televisor, nuestro Barça-Madrid, nuestro Gran Hermano y todas las demás Norias.

 Mientras, en la calle llueve. Llueve sin tino sobre todo lo que hemos ido construyendo, sobre las calles que en otros tiempo ganamos para la libertad, para la dignidad, para la sociedad del bienestar y del progreso.

 No veo un carajo desde mi ventana, todo está nublado y el viento helado no me permite permanecer a la intemperie.

¿Dónde se cargaron estas nubes de tanta lágrima? ¿Dónde los truenos de tan rabia contenida? ¿Dónde los gritos de tanto torturado se tornaron viento huracanado?…

 Mañana, las crónicas sólo hablarán de ese partido sin saber,  de verdad, lo que realmente nos estamos jugando, con la que está cayendo.

 

Etiquetas: , , , ,

Recuerdos

Como se puede elegir entre todos los recuerdos uno que marque una vida. Siempre usamos el plural para hablar de recuerdos. No hay gota de agua que calme una sed. Y la sed de no estar muerto, de ser consciente de haber vivido, nos lleva ineludiblemente al plural.

Los tengo recientes y en blanco y negro, de cuando era adolecente y de padre recién nacido, algunos llegaron ya con canas y otros, seguro, están por venir.

Pero sin duda, los más importantes y definitivos vendrán un minuto antes de mi muerte, en ese efímero instante en que dejaré de tenerlos, para quizás pasar a ser, el recuerdo de alguien.

 
 

Etiquetas: , ,

Los olvidados en San José

 

Todos los focos y las buenas intensiones se centraron en aquel hueco que se abrió para la esperanza. Ahora, que las luces y las cámaras se apagan, me pregunto qué ocurriría si empleáramos la misma atención, las mismas intenciones, los mismos esfuerzo en sacar del pozo a todos los que a diario se hunden más y más en las profundidades del olvido.

 

Etiquetas: , , , , , ,