RSS

Archivo de la categoría: Arena entre los pies

27 DE FEBRERO

morgan160228Ninguna huella se pierde.

La arena siempre recuerda

el abrazo de los pies.

Ni el soplo de Samûn

puede barrer los recuerdos,

las heridas.

Todas las melfas acarician,

todas las palabras que se dieron,

los cantos de Mariam,

las estrellas que nos guían.

Nadie se pierde en el desierto

si sigue el camino.

 

No es un espejismo,

la jaima está ahí,

tras las dunas.

Y todos,

nos esperan.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 28, 2016 en Arena entre los pies, Poemario

 

Etiquetas: , ,

Presentación de “Arena entre los pies” en Casa Sáhara “Aminetu Haidar”, Sevilla 7/9/2015.

IMG_20150907_181314Llovía a mares cuando llegué al Barrio de la Macarena. Me refugié bajo el arco que da entrada al mismo, mientras esperaba y disfrutaba del aroma húmedo de Sevilla. Mis sentidos no dejaban de trasmitirme sensaciones de novedad. La incansable Mónica vino en mi auxilio, con un paraguas que nos permitió llegar juntos y sin más percances a Casa Sahara, una hermosa jaima en medio de la ciudad hispalense, donde me recibieron Marian y Ahmed.

Poco a poco, fueron llegando amigos y amigas, y otros invitados más desconocidos hasta ahora. Un vuelco en el corazón, cuando apareció el añorado y querido Mohamed Salem. Abrazo y palabras de cariño que fueron anidando el ambiente, hasta que pusimos en hora los relojes que todos habíamos olvidado.

Con arte y oficio, Mónica fue desgranando las preguntas que nos permitieron acercar, con mimo y muchísimo cariño, la novela a los asistentes. Los rostros que ves, cuando alguien tiene tu novela entre las manos, y te chillan que están deseando llegar a casa para comenzar a leerla, es un regalo que la vida me ha hecho, y que no sé si merezco. Pero esta novela, como digo siempre, no es mía. Es de todo el pueblo saharaui, ellos son los que me la fueron dictando, con su hospitalidad, su humidad, su dignidad y su lucha incansable.

Terminamos, cómo no, firmando casi todos los libros que llevé, otros quedaron para los que vengan más tarde.

Luego unas cañas y más charla con Fernando, Edi, Marian, Laura y Ahmed. Gracias por el ratito.

Antes de que Mónica me devolviera al aeropuerto, me dio tiempo de caminar la calle San Luis, asomarme a ver a la Macarena, y prometerme que como aperitivo ha estado bien, pero que volveré, como dice Antonio en la novela, “te juro que volveré”. La misma arena nos une.

Shukran.    

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 8, 2015 en Arena entre los pies, Libros

 

Etiquetas:

Presentación de “Arena entre los pies” en Vitoria 23/07/2015

 En el marco de la Casa del Libro de Vitoria, tuvimos la oportunidad de presentar el pasado jueves 23 de julio, la novela “Arena entre los pies”. Javier Otaola ejerció de maestro de ceremonia, propiciando un dialogo con el autor y luego en debate abierto con los asistentes, que nos dio la posibilidad, no solo de hablar del contenido de la novela, sino de lo que realmente la ha motivado y lo que en definitiva es su fin: ayudar al conocimiento, reflexión y difusión de la causa del pueblo saharaui en su camino hacia una resolución digna, justa y definitiva, que no puede pasar por otro camino que no sea el retorno a la libertad y la patria que hace más de cuarenta años les arrebataron.

Transcribo, a continuación, las palabras que para este acto pronunció Ali Salem Iselmu, sin la ayuda del cual, no hubiéramos podido disfrutar de esta linda experiencia. Shukran.

                           PRESNTACIÓN DE LA NOVELA ARENA ENTRE LOS PIES.

“Arena entre los pies”, empieza con una llamada de teléfono que anuncia una trágica noticia, la muerte de Aisha, la protagonista principal de esta novela junto con Antonio Santana, el padre de sus hijos.

Una historia de amor que arranca desde el presente, retorna al pasado y vuelve al futuro, para explicarnos la intensidad de una relación que surge en un campo de refugiados saharauis, donde las condiciones precarias que viven los saharauis, no impiden que el amor prevalezca en unas condiciones excepcionales. Las necesidades y la difícil situación que viven los refugiados, aparecen bien explicados en las páginas de este libro.

Helio Ayala, pone su imaginación para encontrar el amor en medio del exilio y el sufrimiento. Resaltar que en la situación más dura, el amor es un antídoto contra la soledad y el olvido.

En “Arena entre los pies”, encontramos varias historias que se construyen desde la pasión que une a Aisha con Antonio Santana, que une el destino de las Islas Canarias con el Sáhara Occidental, nos cuenta que mientras exista amor y sentimientos, la literatura puede abrir las páginas de un conflicto varado en el desierto y olvidado en la agenda de la política internacional.

Podrán enterrar la legítima reivindicación del pueblo saharaui desde los despachos, pasar página en cada resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El amor y la solidaridad en cambio, son dinámicas imparables, lazos que surgen para mantener viva la llama de la esperanza que solo el conjunto de la humanidad como cuerpo único puede entender.

Helio, desde el compromiso del escritor y la lucha del activista, recorre la historia del Sáhara, desde sus verdaderos protagonistas que son los miles de hombres y mujeres, que con su amor, sufrimiento, muerte o nacimiento. Recorren las páginas de esta novela, elevando su voz, mediante un relato claro y sencillo, en el que Aisha y Antonio, personajes de esta historia, son testigos del surgimiento de una nueva generación en un campo de refugiados.

40 años de exilio en la historia de un pueblo, pueden ser superados con la tenacidad del amor y la solidaridad. Es allí donde los saharauis han desplegado mejor sus herramientas. Helio, con esta novela saca a la luz el amor intenso que hay en el interior de las jaimas, acompañado con la luz de las estrellas y el silencio del desierto.

Gracias por este viaje en el tiempo y en el espacio, con el amor como único protagonista. Nunca será olvidada la historia de Antonio y Aisha.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 25, 2015 en Arena entre los pies

 

Etiquetas:

“Arena entre los pies” ya en las librerías.

a2ebd-10423868_10207129698628999_1010931549015898950_nYa puedes adquirir la novela “Arena entre los pies” en las siguientes librerías de Las Palmas de Gran Canaria:

Librería Canaima

Librería del Cabildo de Gran Canaria

Librería Sinopsis

Librería TAO

Librería Párrafo, en Santa Brígida y San Mateo, Gran Canaria.

Librería Punto y Coma, Sevilla. Alameda de Hércules, 36

Y en formato digital en Amanzo, por tan sólo 3,91€.

Si alguien quiere, se puede enviar por correo postal.  Mandarme un correo a : helio.ayala@gmail.com. Coste de la novela 12€, más 3€ de gastos de envío (Canarias y Península). Para otros destinos consultar costes.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 16, 2015 en Arena entre los pies, Novela

 

Etiquetas: , , ,

Presentación de la novela “Arena entre los pies”

Por Juan Francisco González-Díaz

En la Sala Casa de la Cultura “Saro Bolaños”, del Teatro Víctor Jara, localidad de Vecindario, isla de Gran Canaria, en la noche del pasado viernes 26 de junio de 2015 presentamos la novela Arena entre los pies, del poeta y narrador Helio Ayala Díaz, con las palabras que a continuación siguen.

Helio Ayala Díaz, Licenciado en Teología y Profesor de Enseñanza Secundaria, ha participado en varios talleres de creación literaria y pertenece al Taller Literario “Espejo de Paciencia”, de Las Palmas de Gran Canaria.

Helio publica, en el 2013 su primera obra, Brevedades, libro de relatos y microrrelatos. Junto a sus compañeros del taller “Espejo de Paciencia” da a conocer algunos de sus versos, en los poemarios colectivos Hotel Madrid. Poemas, del 2013 y Una isla dentro, del 2014, publicados por el sello editorial Cuadernos “La Gueldera”, del Centro Canario Estudios Caribeños –El Atlántico–.

Helio Ayala Díaz, veterano activista de la lucha del pueblo saharaui y de la Red Canaria de Escuelas Solidarias, ha visitado en varias ocasiones los campamentos de refugiados de Tinduf, al sur de Argelia. Y de ahí el asunto de su novela Arena entre los pies.

Arena entre los pies es una historia de amor, realista e imposible, entre Antonio y Aisha. Él, un joven canario estudiante de magisterio que visita a los campamentos de Tinduf. Y ella, una saharaui que a partir del programa “Vacaciones en paz” había vivido y estudiado en Córdoba, hasta que regresa con su familia natal, dos años antes de conocerse.

En la novela, Arena entre los pies, un narrador testigo en primera persona, Antonio Santana, desde los futuribles años 2016-2017, mediante las técnicas literarias del analepsis o flashbach, da constantes saltos y traslados de un tiempo a otro. En el que transcurren las vidas de estos dos viscerales jóvenes, junto a toda una serie de personajes, vivos, tangibles, reales, en su decursar por los escenarios de Bruselas, Tinduf-Argelia, Las Palmas de Gran Canaria, Vecindario-Gran Canaria, El Aaiún-Sahara ocupado, Córdoba, Bilbao, Oslo, Lanzarote, Nueva York, Gdeim Izik-El Aaiún ocupado, Madrid, Tifariti-Territorios liberados y el Mundo. Un mundo donde hace cuarenta años permanece sin solución el injusto conflicto del Sahara.

Arena entre los pies es una novela de anticipación política que, con cierto suspenso, nos intriga e incita a su lectura. En pos de conocer los pormenores de un factible plan de regreso de los saharauis a su patria, que apoyan todas las instancias relacionadas con la lucha de ese pueblo.

Plan de regreso al Sahara ideado, precisamente, por el narrador testigo en primera persona que cuenta casi toda la historia. El Antonio Santana de un entonces que lo lleva a diputado del Parlamento Europeo de Bruselas, representando a un hipotético, pero posible, Frente de Izquierdas Canarias, por el que había sido Consejero de Cooperación Institucional y Solidaridad del Cabildo de Gran Canaria. Como solían decir las películas norteamericanas, antes de empezar a exponerse: “Cualquier similar posible con la realidad es pura coincidencia”.

Todo lo apuntado, hasta aquí, no es más que un aperitivo, una provocación, para motivarlos a que tengan, lean y hagan suya la novela Arena entre los pies, que hace visible, mediante la literatura, uno de los conflictos más ignorados por la comunidad internacional, la triste realidad del digno y sufrido pueblo saharaui, que lleva esperando cuarenta años por una solución.

“Bruselas. Abril de 2016. Sonó el teléfono. Descolgué distraído mientras trataba de seguir leyendo el informe que tenía delante. -¿Si, dígame? -Salam aleikum, Antonio. Soy Omar Saleck. -¡Omar! ¿Cómo estás? ¿Va todo bien? “

Esa es la primera página de la novela Arena entre los pies, que empieza así, directa, en un presente, ahora. Momento del 2016, que es el futuro. Futuro de los principales personajes de la novela, Antonio y Aisha. Y tal vez, también, el posible, factible, y viable, futuro del pueblo saharaui. Ojalá que así sea. ¡Inch Allah!

Book Trailer10447061_894047073990869_83077816814945688_n

Entrevista en Radio Tagoror

Entrevista en Radio ECCA

Entrevista en el programa Sáhara desde Canarias, en Radio Guiniguada con mi amigo y hermano Bachir Ahmed Aomar (a partir del 37´).

Noticias  en prensa.

Canarias3puntoceroCILTZzMW8AEi4Rp

Poemario por un Sáhara libre

Revista ShuKran (Pág 33-34)

Video de la Presentación en Vecindario, Gran Canaria 26 de junio de 2015

Fotos de Olga Cabrera, Lázaro Armas e Ismael Emboiric.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 
2 comentarios

Publicado por en julio 10, 2015 en Arena entre los pies

 

Etiquetas: , ,

Book tráiler “Arena entre los pies”

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 4, 2015 en Arena entre los pies, Novela

 

Etiquetas:

“Arena entre los pies” Lee el primer cápitulo

CartelTe invito a leer el primer capítulo de mi novela “Arena entre los pies”.
Una novela cargada de sentimientos.
La historia del pueblo saharaui desde el relato de un gran amor.
Un homenaje a los miles de activistas y personas que defendieron, y defienden, la dignidad, la libertad y la justicia de los pueblos.

Bruselas. Abril de 2016

Sonó el teléfono. Descolgué distraído mientras trataba de seguir leyendo el informe que tenía delante.

—¿Sí, dígame?

Salam aleikum, Antonio. Soy Omar Saleck.

—¡Omar! ¿Cómo estás? ¿Va todo bien?

La-bas, la-bas, Antonio. ¿Y tú, bien?

—Sí, sí, trabajando, como siempre.

—Mira Antonio, tengo que decirte –hizo una pausa para tragar saliva–, que Aisha murió anoche…

—¿Antonio, estás ahí? –insistió.

—Sí –le contesté, mientras una grieta se abría en mi interior.

—Antonio, debes venir, tu hijo y tu hija te necesitan, aquí, ahora.

—Ya. Intentaré ir lo más pronto posible.

No me extrañó y, sin embargo, nunca me había preparado lo suficiente para encajar aquella noticia. Los dos nos habíamos jugado la vida en alguna ocasión, casi siempre con la seguridad de que nunca seríamos blanco de ninguna bala perdida del destino. Pero, allí estaba, incrustada justo en medio del pecho, y dolía a morir.

No me sería fácil dejarlo todo ahora y viajar hasta Argelia. El trabajo en Bruselas se había convertido en una dulce esclavitud desde hacía ya dos años.

Al principio pensé que se podrían lograr cosas. Me dije a mí mismo que era en esos fogones donde había que cocinar un cambio de menú para el mundo y para el Sáhara. Pero lo que más había cambiado eran mis hábitos alimenticios, mi ritmo de vida –que ya no me pertenecía–, y mi cuenta bancaria, lo único que había engordado.

Aquella llamada me devolvía a la realidad, o más bien, a los sueños de un pasado casi novelesco del que no sabía cuándo había despertado. Me quedé absorto, con las manos apoyadas en la barbilla y la mirada perdida en ese pasado, que regresó con olor a té verde y aroma de mujer.

Durante el almuerzo hice algunas gestiones con el fin de acelerar el viaje a los campamentos. Anulé algunas reuniones que tenía pendientes esa semana. Llamé a Clara para que organizara los billetes hacia Argel y luego a Tinduf, no antes del jueves, ya que el miércoles tenía que asistir al pleno. No sabía el tiempo que podría estar allí, así que le dije que no comprara billete de vuelta, pero que estuviera atenta a los vuelos de final de mes. Le avisaría desde allí, para que me cerrara el regreso.

Llamé a Ahmed. Como de costumbre, nadie contestó.

La tarde transcurrió entre dos reuniones tediosas y las explicaciones, a los compañeros de bancada y secretarios técnicos, de la necesidad de ausentarme unos días. Ya en el hotel, frente a una pizza recalentada y un vaso de leche, me pregunté qué era lo que debía sentir por ella, por mis hijos, por aquel pueblo que en otro tiempo me removió las entrañas. Estaba más que perdido. Tremendamente solo y vacío.

Antes de entrar al plenario del miércoles le escribí un mensaje al móvil: «Sé q estás enfadado conmigo, seguro q ahora +. Salgo mañana para allá. Necesitan algo?» Un rato después noté vibrar el teléfono. Lo saqué y leí: «Nada para mí, trae medicinas para la abuela».

No tenía tiempo de pasar por casa. Ni siquiera sabía ya dónde estaba, si en Canarias, en Madrid, en Bruselas. Tenía mis cosas y mi vida tan repartida que al despertar, en muchas ocasiones, no adivinaba dónde estaba. Así es que, tras el pleno, me fui a comprar una mochila, algo de ropa cómoda, medicinas y algunas golosinas para los más pequeños.

Cogí el vuelo de las 9:00 a Madrid. El tránsito en Barajas sería breve, a las 13:30 embarcaría rumbo a Argel. Allí, tendría que esperar hasta la mañana siguiente para tomar un vuelo regular a Tinduf. Llegaría el viernes a media mañana.

[…]

Participa en el evento de su presentación

  

 
2 comentarios

Publicado por en mayo 25, 2015 en Arena entre los pies, Libros, Novela

 

Etiquetas: