RSS

LOS MUERTOS NO HABLAN

15 Nov

Los muertos no hablan, no pueden, su voz se ahoga en el silencio y la noche.

 No pudieron hablar los muertos de los campos de exterminio Nazi, pero su sangre derramada clamó al mundo tras el holocausto. Sus voces ahogadas nos hicieron decir, a nosotros, los que quedamos vivos: ¡nunca más! No volveremos a permitir que las ansias de grandeza, el poder de la fuerza, la intolerancia y el racismo, condenen a la humanidad a un nuevo horror, a un retroceso en la lucha y la defensa de la dignidad de todo ser humano.

No pudieron hablar los muertos en Palestina a manos de los hijos y los nietos de aquellos otros muertos. Y la sinrazón volvió a teñirse de argumentos execrables para seguir exterminando. Y el odio se volvió pasaporte, y la venganza se tiño de esperanza, y todo lo que nos habíamos prometido se disfrazó de mentiras. Tendimos la mano a la victimas y las victimas se pasaron al bando de los verdugos; y volvió el silencio y la noche.

No pudieron hablar los muertos de todas las guerras inciviles, los que dictadores insaciables -apadrinados por demócratas del mercado- hicieron desaparecer en cunetas y fosas comunes. No pueden hablar los muertos de las minorías étnicas, los que fueron enterrados en selvas, en minas, en tugurios inhumanos para que nosotros tuviéramos lujos, los que alimentaron con su sangre las guerras que nosotros necesitábamos.

No pudieron hablar los muertos en Bosnia, en el Kurdistán, en el Myanmar, en Sierra Leona, en el Congo, en Chile o Argentina, en España…

Los muertos no hablan, pero al poco tiempo, cuando hacemos memoria, taladran nuestra mente, gritan nuestras vergüenzas, escupen de dolor sobre nuestras miserias.

Luego, cuando es ya tarde,  creamos comisiones, redactamos declaraciones de intenciones futuras, tratamos de compensar lo incompensable, creamos días para recordar, venerar y rendir culto a esos muertos que no hablan, pero que se revuelven en sus tumbas por nuestra hipocresía.

Los muertos en el Aaiún, son como los demás muertos, tampoco hablan, no pueden, estamos ahogando su voz en el silencio y la noche ¿o no?

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: